Xavid 01/06/2018

En este conjunto de intereses que existe entre las organizaciones excelentes y sostenibles, es donde precisamente encontramos un denominador común que se traduce en una doble necesidad:

En primer lugar, la necesidad de comprender un principio empresarial muy básico, no se alcanzará el éxito empresarial sin un entorno sostenible[1]. Este binomio dibuja una nueva dimensión de la responsabilidad del conjunto de las organizaciones, que están llamadas a ser protagonistas del cambio al que estamos asistiendo y que paralelamente permite identificar las oportunidades y riesgos que las organizaciones deberían de tener en consideración en su proceso de reflexión estratégica.

El marco referente para llevar a cabo este ejercicio es la Agenda de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y que en la Cumbre del Desarrollo Sostenible celebrada en el 2015 definió los Objetivos de Desarrollo Sostenible, 17 objetivos de aplicación universal orientados a favorecer a las personas, al planeta y la prosperidad hasta el 2030.

Fuente: Fundación SERES Guía práctica sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

En segundo lugar, y como consecuencia de ese principio empresarial, surge la necesidad de comprender el papel de los grupos de interés en los diferentes aspectos de la actividad empresarial.

Conocer las necesidades y expectativas de los grupos de interés, puede ser un medio  de acceder a fuentes estratégicas de ventaja competitiva sostenible como la confianza, la reputación y la innovación, o de generar innovaciones y modelos empresariales disruptivos[2].

La realización de un análisis de materialidad, permitirá identificar los asuntos relevantes para la organización, que a su vez se traducirán en nuevas oportunidades de negocio y en la identificación de riesgos de naturaleza socio-ambiental con impacto económico-financiero y/o riesgos reputacionales.

  • [1] Objetivos de Desarrollo Sostenible y sector privado, Red Española Pacto Mundial
  • [2] Olcese, A., Rodríguez, M.A., Alfaro, J., Manual de la Empresa Responsable y Sostenible, 2008.